LES QUATRE CREUS 2020

2_20-12-18_Les quatre creus.png

Inauguración del proyecto escultórico Les quatre creus que tuvo lugar en la plaza del cementerio de Almoster, provincia de Tarragona el 20 de diciembre del 2020

3_MG_1469.jpg
4_MG_1478.jpg
5_131535115_3750764991652371_53995106275
6_inauguracio_IMG_4799.jpeg

Les quatre creus, acero corten, 3900x975x5mm.

La protagonista de esta obra escultórica pública es la cruz. Considero que es una figura geométrica, estética donde los signos asociados a los símbolos desempeñan un papel importante. La elección de la cruz sigue el concepto y la línea de mi trayectoria artística. A más del contexto de la cruz como referente histórico y sociocultural se quiere aportar una visión laica amplia que va más allá de la visión puramente religiosa. Podría ser cualquier otro elemento geométrico, en este caso se adapta perfectamente al lugar que le corresponde.

 

La obra tiene cuatro pisos de altura. Cada piso representa una cruz diferente, primero desde abajo está representada la cruz latina, seguida por la cruz de San Antonio y la cruz de Santiago para acabar con la cruz de Malta. Estas cruces son conocidas por todo el mundo y el motivo del orden de su presentación es solamente estético. La cruz de Malta ofrece unos dibujos infinitos por sus formas que juegan con los recortes del cielo.    

 

El material de la escultura es acero corten. Cuando se instaló la pieza a principios del mes de junio, el acero era de color metal oscuro y en acuerdo con el Ayuntamiento decidimos que el proceso de oxidación se haría de manera natural para que la escultura se adapte a su entorno cogiendo el tono anaranjado deseado sin interrumpir el proceso de oxidación. El factor climático, especialmente la lluvia ha actuado poco en nuestro favor como era de esperar en la región.

Se está realizando todavía la obra, una pieza de arte en progreso, imprevisible, ¡una escultura viva! 

 

Marie-France Veyrat                     

ESCULTURA / ESCULTURA URBANA

Les quatre creus I Marie-France Veyrat

Publicat el 17 gener 2021 per Altacapa

marie-france-veyrat-2.jpg

Hace poco más de un mes, esta pieza de acero Corten (acero de patinaje) de la escultora Marie-France Veyrat fue inaugurada en la plaza del cementerio de Almoster. Podríamos decir que es una escultura que asume los paradigmas clásicos tanto por su ubicación, como por los materiales utilizados y el lenguaje simbólico que establece relaciones con el lugar donde se encuentra. Cruces ascendentes -latina, de Sant Antoni, Sant Jaume y en la parte superior de Malta- en un trazado vertical, destacando la geometría simétrica de las formas, como si pudiéramos imaginar cómo continuar con la pieza. Pero, bajo esta lectura más clásica, hay una visión contemporánea muy radical que nos permite relacionar las cuatro cruces con un fragmento de ADN, o tal vez con una serie de instrucciones informáticas escritas en «código fuente» o con el segmento de una red topológica que apoya una estructura compleja y desconocida. Como si, en realidad, un lenguaje ya olvidado nos conectara con la naturaleza.

marie-france-veyrat-700x587.jpg
IMG_4083.jpeg
IMG_4765.jpeg
IMG_4634.jpeg
796eae9c-a181-4c1a-b29f-fb08b6a734c9.jpe

Evolución en el proceso de oxidación